Seguimos presentando

¡Hola! El pasado jueves Leonor Saro y yo presentamos After Ego en Arrebato Libros (Malasaña, Madrid). He estado fuera durante unos días, por lo que no he podido subir las fotos hasta hoy, pero aquí las tenéis. Muchas gracias a todos los que vinisteis y aportasteis vuestro granito de arena con preguntas, comentarios y cervezas a posteriori.

Los que aún lo estéis buscando, podéis comprar el libro en la propia Arrebato (Madrid), en La Fuga (Sevilla), en la tienda online de Libros.com o pidiéndolo en vuestra librería de confianza.

Anuncios

23-03-17. Presentamos ‘After Ego’ en Madrid

Banner After Madrid2

¡Buenas! Estoy muy feliz de anunciaros que el próximo jueves 23 de marzo, a las 19:45, se presenta ‘After Ego’ en Arrebato Libros, mítico espacio de Malasaña dedicado a la poesía, el libro de fondo y la cultura en general.

Por supuesto, a mí me tendréis allí, pero también contaremos con la presencia de Cristian Piné y Raúl Gil, por lo que el sarao final puede ser más que interesante e incluirá presentación, lectura y breve debate con el público (sucedido de otro largo y con cerveza para todo el que se quiera sumar).

Os veo la semana que viene ;).

‘El gran Gatsby’ – Versión de un fragmento

gatsby-pool

En mi opinión, ni siquiera el propio Gatsby pensaba que pudiera ocurrir algo así, o tal vez ya no le importaba. Para él, si esto último fuera cierto, el viejo y tibio mundo se habría perdido para siempre; vivir durante tanto tras un sueño le habría costado demasiado. Hubiera alzado la mirada y contemplado el cielo ajeno a través de las hojas, se habría estremecido al darse cuenta del objeto grotesco que una rosa es en realidad, y al observar la cruda luz del sol sobre la hierba recién aparecida. Un mundo nuevo, material pero irreal, por el que pasearían fantasmas que respiran sueños en lugar de aire, fortuitos… como la astrosa y absurda figura que se movía hacia él desde la masa informe de los árboles.

***

I have an idea that Gatsby himself didn’t believe it would come, and perhaps he no longer cared. If that was true he must have felt that he had lost the old warm world, paid a high price for living too long with a single dream. He must have looked up at the unfamiliar sky through frightening leaves and shivered as he found what a grotesque thing a rose is and how raw the sunlight was upon the scarcely created grass. A new world, material without being real, where poor ghosts, breathing dreams like air, drifted fortuitously about … like that ashen, fantastic figure gliding toward him through the amorphous trees.

Versión de J.F.R.